Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Cómo superar el miedo a la enfermedad?

 No hay nada causal en gérmenes o virus. El virus no está en el tiempo o el espacio. Los pensamientos de ataque y separación son donde está el virus. Sé feliz, porque no hay razón para la creencia en el daño, ataque y destrucción. ¡Nada de esto es real, porque Dios no lo creó!  

Los síntomas físicos reflejan una confusión de identidad mental, y la confusión puede ser estresante. El cuerpo y el mundo son un sustituto de identidad, hecho para tomar el lugar de la unidad y el amor. Como una sustitución adicional, el ego patrocinó la creencia de que la «vida» física y la «salud» son metas positivas por las que vale la pena esforzarse. La paz mental es la única meta digna de la atención de tu mente.

La obsesión con una condición del cuerpo es una distracción para no profundizar, mirar dentro y cuestionar todas las suposiciones subyacentes sobre la naturaleza de ti mismo y la realidad. La nube de depresión surge de la sensación de querer algo y no tenerlo. Solo las falsas creencias y decisiones parecen privar a la mente dormida, y tienes la fuerza dentro de ti para dejar que estas apariencias se vayan para siempre. Cada síntoma es seleccionado por el ego para reforzar la creencia en la separación y esconderse de la Luz interior, la cual la mente dormida cree que ha abandonado.

La dependencia de la medicación es un reflejo de la creencia de que hay un problema físico que requiere una solución física o una serie de «arreglos» físicos. Los fundamentos de este aparente «ciclo de ilusión» son la creencia en la carencia y falta de valía. Eres digno/a como Hijo de Dios, porque nuestra identidad en Dios lo vale todo. Eres digno/a de cada paso aparente que se da hacia la curación de la mente. Eres digno/a de nuestro Descanso divino y consuelo porque Dios creó el Espíritu en un Estado de Descanso Eterno y esto es Natural. Es nuestro para su aceptación.

Confía en el Espíritu Santo

Puedes confiar en el Espíritu dentro. Así es como uno pude superar el miedo a la enfermedad. El ego no tiene sentido de confianza en nada y es el ego el que duda y juzga y se esfuerza por mantenerse vivo como un «cuerpo». Tú no eres el ego. El Espíritu interior está Vivo sin esfuerzo y no necesita nada para apoyar la Vida del Ser. Relájate y quédate quieto/a, y permite que tu conciencia se sumerja por debajo del miedo a la enfermedad y las restricciones de cualquier tipo. Hay un estado dentro que ofrece paz y descanso. Te encontraré allí.

Cuando el miedo surge en la conciencia recuerda que la enfermedad, como por ejemplo, la presión arterial alta y los medicamentos son tan neutrales como el cuerpo. Recuerda que la medicina es una manera temporal que puedes elegir para reducir tu miedo,  ahora estás pidiendo un milagro para superar el miedo a la enfermedad. Estás pidiendo otra forma de ver el mundo entero. A medida que la conciencia se afloja de la creencia en el ego, la mente se eleva más allá de todo sentido de necesidad. Deja que el Espíritu Santo te guíe paso a paso y la aparente necesidad de medicina junto con las necesidades aparentes del cuerpo se desvanecerán de la conciencia. Tienes un Propósito que cumplir que te permitirá olvidar el pasado y permanecer en el Presente. Eres creado/a en Gozo, y tu función con respecto a este mundo es reflejar esa Alegría. El resto da igual. Nada más es digno de tu Santa Mente.

Te compartimos debajo un video acerca de como observar la creencia en la enfermedad. 


What's your reaction?
4Cool0Bad0Happy0Sad

Add Your Comment

Pin It on Pinterest

Share This