Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El misticismo, el viaje final hacia la quietud perfecta en Cristo

La transición hacia el misticismo ocurre antes de la Unidad mística. La resurrección es cuando se reconoce a Cristo. Esta es la terminación llamada el Estado místico, la puerta de entrada a la Eternidad. Ya no hay una persona, porque el Espíritu es por siempre Uno con Dios.

 Antes de la Unión mística está el regalo de la contemplación. Esta es la invitación a que la vida superior se desarrolle. Este regalo es como una trompeta, que comienza el viaje final a Dios. El perdón señala el camino. Debe definirse aquí lo que es. Es la capacidad de percibir la totalidad de una vez:


El sujeto deja de percibirse en la multiplicidad y división de su conciencia general. Él es elevado sobre si mimo. En este estado, en el que la conciencia del yo y la conciencia del mundo desaparecen, el místico es consciente de su relación directa con Dios.

 
 Uno ve instantáneamente que la única forma de eliminar la mancha era calmar la mente y liberar todos los apegos con las personas. Es en el punto de la gente, queriendo su amor y queriendo involucrarse que uno se queda corto; siempre son los aplausos y el reconocimiento a nivel terrenal, lo que hace tropezar a uno. La quietud es el camino.
 
Retirarse del pensamiento del mundo es la única respuesta. La distracción de Dios agota tu energía, confunde y distorsiona la conciencia. Puedes hacer más rezando que hablando. El Señor dirá «suelta todo y olvida todo». Lo que QUIERES hacer es estar abierto al reino eterno de Dios; pensar en Verdades y recibir impresiones de la Mente Divina. No sirve de nada decirle al místico que no se concentre en esas cosas; para esto nació el místico, para esto el místico es talentoso. Es como decirle a alguien como Mozart que no componga música.
 
El estado de una vida de misticismo es un tipo de capullo. Es una atmósfera, es un mundo en el que el místico se eleva. No es un mundo delirante, pero está sintonizado con otra dimensión: la superior. En este capullo místico te estás desarrollando, pero de otra manera que la vida típica. Está aprendiendo a usar facultades que antes estaban inactivas o está aprendiendo a usar con toda fuerza esos talentos que ya has usado en parte.
 
Cuando ingresas al capullo, liberas todo sobre ti. El mundo del tiempo y el espacio y las personas y amigos y familiares se desvanecen en el fondo de la conciencia y desaparecen. Vives en el corazón de Dios.
 
Amor David 💗
 
Puedes unirte al encuentro semanal «El corazón místico de UCDM» con Ana Urréjola, Marina Colombo y David Hoffmesiter todos los martes por YouTube.  También podrás continuar profundizando en el retiro en línea»Una vida de misticismo«, el cual tendrá lugar del 7-9 de mayo 2021.
 
What's your reaction?
1Cool0Bad0Happy0Sad

Add Your Comment

Pin It on Pinterest

Share This