Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Porque murio Cristo en la cruz? ¿Cristo murió en la cruz para salvarnos? Verdaderamente la salvación está en Cristo y la Luz ha llegado.

Cristo es el Cordero de Dios y el cordero es un símbolo de Inocencia. El cordero es de color blanco, puro, como símbolo de la pureza de la Inocencia. El cordero no está manchado de sangre, porque la sangre debe ser un símbolo de Vida, no de muerte. La inocencia «no resiste al mal» porque la Inocencia ha superado la creencia en la muerte. Y qué era la culpa sino la creencia de que la muerte era real. La inocencia en Cristo verdaderamente ha quitado «los pecados del mundo», pero Dios no exige ningún sacrificio. La Expiación se equipara con la inocencia, no con el sacrificio.

 

Jesús ha sido correctamente referido como «el cordero de Dios que quita los pecados del mundo», pero aquellos que representan al cordero manchado de sangre no entienden el significado del símbolo. Entendido correctamente es un símbolo muy simple que habla de inocencia. El león y el cordero acostados juntos simbolizan que la fuerza y la inocencia no están en conflicto, sino que naturalmente viven en paz. «Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios» es otra forma de decir lo mismo. Una mente pura conoce la verdad y esta es su fuerza, no confunde la destrucción con la inocencia porque asocia la inocencia con la fuerza, no con la debilidad.


En la Biblia Jesús dice:

Cristo espera tu aceptación de Él como ti mismo y de Su Totalidad como tuya. Porque Cristo es el Hijo de Dios, que vive en Su Creador y resplandece con Su gloria. Cristo es la extensión del amor y la Hermosura de Dios, tan perfecto como Su Creador y en paz con Él. Bendito es el Hijo de Dios cuyo resplandor es de Su Padre, y cuya gloria Él desea compartir como Su Padre la comparte con Él. No hay condenación en el Hijo, porque no hay condenación en el Padre. Compartiendo el Amor perfecto del Padre, el Hijo debe compartir lo que le pertenece, porque de lo contrario no conocerá al Padre ni al Hijo. La Paz sea contigo que descansas en Dios.

¡Nos veremos pronto y nos regocijaremos en Cristo para siempre! Ya no busco, porque me encuentro en y de y como Cristo. Yo y el Padre somos Uno. Yo soy la Luz del mundo y Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida.

 

Acompaña a David Hoffmeister y a la comunidad de Living Miracles este abril en el retiro en línea de Pascua en el que celebramos la Vida y el Amor eternos de Dios.

Este retiro es parte de nuestros retiros mensuales en línea Despertando del sueño. Todas nuestras sesiones se basan en las enseñanzas no duales de Un curso de milagros

Nota: Obra de la imagen de Jesús por Enrique Aravena

What's your reaction?
1Cool0Bad0Happy0Sad

Add Your Comment

Pin It on Pinterest

Share This