Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Alguien me escribió una vez, preguntando: «Hay muchos maestros y estudiantes de Un curso de milagros, pero debe haber algo que te haya enganchado o atrapado acerca del Curso. Algo que haya detonado una transformación espiritual o una sanación importante. ¿Qué fue?».

«Confianza», le dije.

 

Piensa en como parece ser tu vida en este mundo en términos de tu historia. ¿Cómo respondemos a la pregunta: «¿En quién confío? ¿Dónde creo que está mi seguridad? ¿Cómo me sostendré? ¿Quién es mi fuente?».

Así que cuando hablamos de que la última etapa del despertar es la confianza pura, se trata simplemente de desligar y retirar nuestra fe y confianza de todos estos conceptos, creencias e ideas inventadas del mundo. Es como hacer un gran castillo de naipes, apilando una carta tras otra. Entonces llega un buen viento y, puf, se derrumba. Ni siquiera puede soportar una pequeña ráfaga de viento. Es tan frágil. Es tan temporal. Es tan transitorio.

Se trata de poner la confianza en el Espíritu y retirar la confianza en todo lo demás; todas esas cosas que fueron identificadas y aprendidas como logros mundanos. ¿Por qué deberíamos confiar en ellas? ¿Nos han traído alguna vez paz y felicidad duraderas? ¿Son realmente dignos de confianza?

Todo se reduce a la esencia de ¿quién es mi hermano? ¿Es Espíritu o materia? ¿Es Espíritu o forma? Además, ¿cuántos de nosotros hemos intentado confiar en la gente? ¿Alguien lo ha intentado?

Así que te preguntas: «Si alguien muere o parece morir de hambre, ¿qué dice eso de su mente?». A dónde se dirige todo esto es a la conciencia de que todo es mental. Lo que este despertar te mostrará es que todo es mental y que todo es una alucinación. Este es un mundo de ideas y lo que llamamos realidad manifiesta, no es la realidad en absoluto. No hay distinción entre el pensamiento y la forma.

Jesús tiene que construir todo su libro de ejercicios en Un curso de milagros para hacer la conexión entre el pensamiento y la forma. Sus lecciones comienzan con: «Nada de lo que veo significa nada» (UCDM, E-pI.1) y «Le he dado a todo lo que veo todo el significado que tiene para mí». (UCDM, E-pI.2) Luego, Él llega hacia el número cuatro, «Estos pensamientos no significan nada». Ahora, Él está hablando de los pensamientos. Primero está hablando sobre la percepción, luego sobre nuestros pensamientos, luego vuelve con las lecciones 5,6,7,8,9… percepción, percepción, percepción, percepción, percepción… y luego la número 10, «Mis pensamientos no significan nada».

Puedes ver que está tratando de fundir todo junto y mostrar el último velo o etapa del despertar, que es la confianza.

El Espíritu Santo utiliza el tiempo para enseñarnos que el tiempo no existe, para llevarnos a ese momento intemporal que es la puerta a la eternidad. Utiliza los símbolos para enseñarnos que todos son ilusiones y que todos carecen igualmente de sentido. Ese es exactamente el método de operación del Espíritu Santo. El Espíritu tiene que trabajar con la mente para aflojar los apegos de la inversión en todo tipo de cosas con el fin de llevar a cabo una transformación o sanación espiritual. ¿En qué clase de cosas inviertes en este mundo?

Únete a David Hoffmeister y a la comunidad de Living Miracles en un retiro en línea de 3 días con sesiones de enseñanza, música en vivo, un taller de película el sábado, y muchas oportunidades para hacer las preguntas más profundas de tu corazón. Encuentra más información e inscríbete aquí.

Para escuchar la grabacionen audio de la primera sesión de nuestro retiro sobre la confianza, haz clic aquí. Además, puedes visitar nuestro canal de spreaker y encontrar más audios de retiros pasados, talleres de películas, ¡y mucho más!

 

¿Te gustaría recibir nuestros boletines, mensajes inspiradores e información sobre los próximos eventos cerca de ti? ¡Inscríbete ahora!

What's your reaction?
11Cool0Bad0Happy0Sad

Add Your Comment

Pin It on Pinterest

Share This